EL PERSONAJE

Los personajes se presentan a través de la acción: qué hacen y por qué lo hacen. La acción de un personaje está conducida por lo que él o ella quiere (también conocido como el Objetivo y la Motivación, respectivamente).

 

Por lo tanto, antes de establecer un conflicto, debemos conocer qué es lo que quiere el personaje. Hamlet, por ejemplo, quiere vengar la muerte de su padre. La acción entera de su vida durante la obra está conducida por este deseo. Lograr satisfacer este deseo no es fácil para Hamlet. Se encuentra con obstáculos a lo largo del camino, que les crean conflictos

 

 

 

 

Así, EL PERSONAJE es puente directo entre nuestra premisa y el receptor (el público o espectador)

EL PROTAGONISTA

 

La obra de teatro existe porque hay un personaje que tiene la necesidad o la urgencia de alcanzar un objetivo  Una vez ejecutado el primer paso (formular una buena premisa), tenemos que hemos dado con él.

 

Volvamos y revisemos los ejemplos de premisas dados anteriormente:

 

- Romeo y Julieta

- El Rey Lear

- Otelo

- Edipo Rey

 

Casualmente (o no tan casualmente, ya luego veremos por qué), estas obras tienen al nombre del Protagonista por título.

 

Nota:

Está a favor de la tesis del autor

Es el personaje que más cambia (transformación)

 

EL ANTAGONISTA

 

Es un personaje cuya necesidad se contrapone a la del protagonista, conviertiéndose en el obstáculo o dificultad que permite el desarrollo de la historia, o sea, la acción dramática. Deberá luchar al igual que el protagonista para alcanzar sus metas.

 

Nota:

Es contrario a la tesis del autor.

Es el que causa la angustia (en el momento de crisis)

Cómo escribir una obra de Teatro
Taller de Dramaturgia Online

UNIDAD DE LOS OPUESTOS

         "Desde el punto de vista de los personajes, una pareja de roles se constituye en unidad de opuestos cuando estos logran ligarse de un modo tal que la supervivencia de uno exige la necesaria eliminación del otro y viceversa".  JACINTO BENAVENTE

 

Dicho de otro modo, la UNIDAD DE OPUESTOS es el conflicto en el que es imposible un avenimiento:

  • glóblulos blancos y germenes
  • católicos y evangelicos
  • Hamlet y su tío Claudio
  • Héroe de comic y villano

 

 

 

PERSONAJES SECUNDARIOS

Son los que proporcionan las condiciones necesarias para que el conflicto se desarrolle. Los personajes secundarios suelen contribuir a la sensación de unidad cuando pueblan una historia al servicio de los personajes principales, por lo general sirviendo de espejo o contraste.

Ejemplo: la nodriza de Julieta

 

EXTRA

Es un personaje cuya única función en la obra es la de crear un ambiente, ninguna otra. Estos personajes no tendrán nombre propio, ni ejercerán acciones específicas. Su función apenas es un poco mayor que la escenografía. Cuando el autor se refiere a ellos siempre lo hará en las acotaciones.

 

TIPO

Es un personaje conocido por todos y que generalmente ejerce un oficio o una profesión. Es fácilmente reconocible por su vestuario o por sus actitudes. Tiene un lenguaje propio. Los tipos no tienen trayectoria ni sufren cambios. Tipo son el policía, el médico, la sirvienta, el soldado, la madre, el loco, el borracho, el cura, la prostituta, etc.

 

Prototipo: El primero en la case , el mejor, el perfecto. El prototipo es ejemplar. Chaplin puede ser el prototipo de los cómicos, Marilyn Monroe de la mujer sexy, María Felix de la mujer hermosa. Los prototipos siempre tienen nombre propio.

 

Arquetipo: Viene de la raíz Arqueo, antiguo. Es el tipo que se conoce desde la antiguedad y que persiste hasta la fecha actual. Durante siglos la madre sigue protegiendo a sus hijos, el soldado sigue obedeciéndo ordenes, el médico sigue curando (IDEAS).

 

Estereotipo: De la raíz Estéreo, sólido. Algo que queda fijo aunque sea falso. Falsos, exagerados. Un chino con los ojos rasgados es un estereotipo (FIGURA).

 

¿Qué son Dios, los ángeles, el Diablo? Como idea son arquetipos, como figura son estereotipos.

 

Biblioteca de Dramaturgia

Taller de Dramaturgia Online
Bibioteca de Dramaturgia online